KIA K3 HATCHBACK: Valor demostrado con cualidades

Kia apuesta por mantener vivo al hatchback compacto y se lo agradecemos. El nuevo e impresionante K3 HB Hecho en México ya está a la venta.

Por  Estevan Vazquez
Kia K3 HB GT-line

¿Ustedes recuerdan cuándo la mayoría de los autos compactos eran hatchbacks? Nosotros también. Y hemos visto cómo ese segmento ha sido desplazado por la tendencia hacia los SUV de todos tamaños. Hoy, en un mercado donde todo se ve muy similar, Kia K3 Hatchback pretende establecerse como un auto que complace a la mayoría, con el manejo dinámico y la figura de un hatch, detalles de diseño de crossover pequeño y espacio para una familia de cuatro.

Hecho en México

En Nuevo León, para ser exactos, y desde donde la mayoría de la producción será exportada a centro y Sudamérica. Sustituye al Río, de calidad superior, vasto equipamiento, seguridad avanzada y buen manejo, este "pequeñín" tiene las cualidades para sorprender y hasta para hacer cambiar de opinión de último momento a quien está buscando su próximo vehículo. Además, si el hatch no es lo que se busca, la versión sedán también está disponible.

Todos a bordo

Cuatro viajan comodísimos, cinco caben bien, la cajuela de 390 litros es amplia y con la ventaja de que el portón se levanta con todo y el medallón por ser de dos volúmenes. Probamos las dos versiones más equipadas, EX Pack y GT-Line. Por fuera, cambian pocos pero importantes detalles como el escape doble, los rines de 16 o 17 pulgadas pero ambos equipan iluminación diurna LED, quemacocos, tablero digital, infoentretenimiento, ADAS, y caja automática de seis velocidades.

¿Qué cambia? El motor. Para las tres versiones (LX con caja manual, EX y EX Pack) se utiliza un 1.6 litros MPI de cuatro cilindros que produce 121 hp y 11 lb-pie, mientras que el GT-line equipa un 2.0 litros de 150 hp y 141 lb-pie de par. La diferencia se nota a la hora de acelerar a fondo, sin embargo, en un entorno urbano lo único que cambia es el consumo reducido del motor de menor cilindrada.

Comodidad al 100

Que buen trabajo realizaron los ingenieros de Kia para la puesta a punto regional del chasis y suspensión. La altura al piso es suficiente para librar topes y reductores de velocidad, incluso con "casa llena", la marcha es suave a baja velocidad y la suspensión es responsiva al trazar curvas rápidas. Inclina poco, cabecea menos y cada componente funciona con equilibrio y eficiencia.

Padece en el tema de insonorización, siendo realistas, no esperábamos más, pero con un buen equipo de audio y conexión inalámbrica con dispositivos basta aumentar un poco el volumen para mitigar el ruido exterior del viento y el rodamiento.

En todo momento K3 nos protege de lo que nos rodea, los sistemas activos y pasivos de seguridad incluyen monitoreos de punto ciego y posición en el carril, distancia de seguimiento y estabilidad, aplicando alertas o reaccionando de manera automática para prevenir un contacto o mantener la trayectoria, así como sensores delanteros y traseros para asistir las maniobras de estacionamiento.

De buen ver

Desde cualquier ángulo, K3 luce detalles sutiles que complementan un look muy atinado. Superficies color aluminio cepillado o negro laqueado hacen que destaquen los agresivos ángulos superficiales de la carrocería. Al frente, la iluminación está disimulada hasta que enciende y las únicas luces que no son LED son las direccionales en ambos extremos, ¿por qué? Decisión ejecutiva.

Al interior se diferencian los sillones de la versión GT-line por ser bitono, pero las vestiduras de piel sintética aplican para ambas versiones, el tablero de instrumentos se despliega en una pantalla de 4.2 pulgadas y el infoentretenimiento en ocho o 10.2, según sea el caso. K3 ofrece múltiples combinaciones de iluminación ambiental pudiendo regular la intensidad de brillo.

La batalla en suelo mexicano

Tomando en cuenta la potencia, el equipamiento, la calidad de interiores y obviamente la carrocería tipo hatchback, hay dos rivales principales para Kia K3; Mazda 2 HB (de $318,900 a $388,900) y SEAT Ibiza (de $328,900 a $417,900); aunque vale la pena mencionar otros modelos como Hyundai HB20, Chevrolet Aveo, Volkswagen Polo y Toyota Yaris que coinciden en tamaño, precio similar y utilidad, más no en prestaciones y nivel de equipamiento.

Kia K3 está a la venta en cuatro versiones:

VersiónPrecio (en pesos mexicanos)
LX MT$341,900
EX TA$381,500
EX Pack TA$419,900
GT-line$461,900