¿Un Muscle-Car eléctrico? Sí, un Muscle-Car eléctrico con el nombre perfecto: Dodge Charger EV

Dodge se pone al día y electrifica al Charger, era cuestión de tiempo con ese nombre. Diversas opciones para todos los gustos partiendo de un Muscle-Car legendario.

Por  Estevan Vazquez
nuevo dodge charger ev color naranja vista frontal

Diversidad en la electrificación

Dodge está iniciando una nueva era de potencia automotriz al anunciar hoy el debut mundial del primer y único muscle car eléctrico del mundo y el primer muscle car multienergía de la marca: el totalmente nuevo Dodge Charger. 

El Dodge Charger de nueva generación electrifica una leyenda. Conservará su título como el muscle-car más rápido y potente del mundo, liderado por el totalmente nuevo Dodge Charger Daytona Scat Pack 2024, totalmente eléctrico, que genera 670 hp y se espera que acelere de 0-100 km/h en 3.3 segundos y recorrer el cuarto de milla en aproximadamente 11.5 segundos

Los modelos electrificados también incluyen el Dodge Charger Daytona R/T 2024 de 496 hp. Equipa tracción total de serie para todos los modelos y ofrecerá opciones de alto desempeño a través de opciones de tren motriz multienergía: el Dodge Charger SIXPACK H.O. impulsado por el motor Twin Turbo Hurricane de alto rendimiento y el Dodge Charger SIXPACK S.O. de 420 hp. impulsado por el motor de serie L6 Twin Turbo Hurricane de 3.0 litros.

El totalmente nuevo Charger presenta el primer muscle-car totalmente electrificado a la Dodge Brotherhood of Muscle. Los modelos Charger de nueva generación representan los primeros vehículos en presentar la plataforma STLA Large, una plataforma nativa de BEV altamente flexible que tiene el potencial de transportar potencia extrema. Se puede emplear una variedad de módulos de suspensión y soportes de tren motriz para adaptarse a los objetivos de rendimiento específicos del vehículo. 

 

 

Los modelos Daytona totalmente eléctricos y con tracción total están impulsados por un sistema de propulsión de 400 V que ofrece un rendimiento equivalente al V8 sobrealimentado con cero emisiones y una respuesta de torque instantánea. El sistema incorpora un paquete de baterías de alto voltaje, un módulo de carga integrado dual y un módulo de propulsión eléctrica (EDM, por sus siglas en inglés) delantero y trasero. El EDM delantero emplea desconexión del extremo de la rueda delantera, mejorando el alcance y la eficiencia, mientras que el EDM trasero incluye un diferencial mecánico de deslizamiento limitado para aumentar la tracción y el rendimiento. Tanto el EDM delantero como el trasero generan 335 hp y 300 lb-pie. de par motor. El paquete de baterías ofrece una capacidad instalada de 100.5 kW y una tasa de descarga máxima de 550 kW, diseñado específicamente para maximizar la aceleración al permitir que el motor utilice la mayor potencia que la batería puede generar en el lapso de un cuarto de milla. La estructura de la celda de la batería es prismática y ofrece una celda estructuralmente más estable con mejor rendimiento térmico a través de una carcasa rígida, lo que resulta en temperaturas más bajas de la batería durante la conducción de alto rendimiento.

 

 

Nuevo por dentro y fuera

El nuevo Dodge Charger presenta una destilación del diseño de un auto potente a través de un exterior musculoso y moderno que se enfoca en la función, evita el exceso y reconoce sutilmente la inspiración de las líneas limpias y atemporales de sus predecesores. El R-Wing delantero, pendiente de patente de Dodge, exclusivo de los modelos Charger Daytona, es una referencia al diseño original del Charger Daytona y al mismo tiempo permite que el aire fluya a través de un área de paso frontal, lo que mejora la carga aerodinámica y crea un perfil visual único.

La estética pura del diseño exterior se traslada al diseño interior dinámico y centrado en el conductor, realzando la sensación moderna y visceral de la nueva cabina. El dinámico panel de instrumentos en capas y el tema de la consola del vehículo albergan pantallas independientes de gran formato de 10.25 pulgadas o de 16 pulgadas, con una pantalla central de 12.3 pulgadas ubicada en una consola central en ángulo que brinda una apariencia única y esculpida. La cabina tiene un toque técnico moderno. Las líneas y las texturas evocan el icónico panel de instrumentos del Dodge Charger de 1968, redistribuido en volúmenes, que se sienten más livianos y respaldan la ideología de un vehículo de alto rendimiento.

 

 

Modos de manejo, control y diversión

  • Modo Donut: permite que el vehículo haga girar solo las ruedas traseras y gire alrededor de cualquiera de las ruedas delanteras sin intervención del sistema de control de tracción, haciendo las famosas “donas”.
  • Modo de deriva (drift): el conductor puede seleccionar tres niveles de ángulo de deslizamiento y el torque está sesgado por el eje trasero
  • Line Lock: le brinda al conductor la capacidad de bloquear las ruedas delanteras, eliminar el torque del eje delantero y hacer girar las llantas traseras para limpiarlas y calentarlas antes de un arrancón.
  • Lauch Control: proporciona una aceleración óptima en línea recta, con cinco niveles seleccionables de intensidad de lanzamiento. 
  • Preparación para la carrera: El nuevo Charger presenta métodos exclusivos de Dodge para la preparación de carreras de resistencia o carreras en pista. Este sistema respalda una producción de energía óptima a través de una batería más caliente. 
  • Performance Pages: al igual que los vehículos de alto rendimiento Dodge recientes, los Performance Pages o páginas de rendimiento para el nuevo Charger brindan información sobre métricas clave de desempeño, como temporizadores, indicadores, fuerzas G, información del sistema de propulsión, entre otros. 
  • Estructura de la carrocería: Se logró una distribución de peso casi perfecta entre los dos ejes, lo que mejora el manejo y el control del vehículo, así como un aumento en la rigidez general de la estructura de la carrocería ayuda con el rendimiento y la calidad de marcha, minimizando los ruidos de la cabina y las vibraciones del tren motriz.

Se espera que el Dodge Charger Daytona R/T ofrezca más de 510 km de autonomía, mientras que el Charger Daytona Scat Pack de mayor rendimiento ofrece 420 km de autonomía totalmente eléctrica.

 

 

Energía en movimiento

Los nuevos Dodge Charger ofrecerán unidades de carga de pared de Nivel 2 opcionales o créditos de carga pública disponibles a través de Free2move Charge, un ecosistema de 360 grados lanzado en 2023 por Stellantis que ofrece carga y gestión de energía sin problemas para satisfacer todas las necesidades de los clientes de vehículos eléctricos. 

Ambos vehículos se pueden recargar desde un estado de carga del 20 al 80% en poco más de 27 minutos cuando se utiliza un cargador rápido DC CCS de nivel 3. La capacidad de carga estimada es de aproximadamente 15.9 kilómetros por minuto de tiempo de carga para el Daytona R/T y 13 kilómetros por minuto para el Daytona Scat Pack, utilizando un cargador rápido de 350 kW.

La función PowerShot, de serie en los modelos Charger Daytona, ofrece 40 caballos de fuerza incrementales durante 15 segundos cuando se activa